Ir al contenido principal

Entrada destacada

10 cosas que no sabias sobre Carl Cox

Electrónica con Sentido: Capitulo #6


A 1 días de acabar este año 2015, vale la pena repasar todo lo acontecido dentro de la música electrónica en estos últimos 12 meses. Con altibajos, tanto bueno como malos momentos que ha pasado el ámbito de la música electrónica mundial. Repasando un poco lo que fue el 2014, se había quedado un duda de que seguiría de la música electrónica, ahora que para inicios de este 2015 se dio una baja en lo que fue un género de gran apogeo como el Big Room. Y la verdad era de esperar, ya que de la manera tan sobre explotado que trabajaron ese subgénero, me parece que ya era hora, porque había durado mucho. Esto provoco que varios de los iconos de este género se dieran a la baja, por decirlo de alguna manera. Ahora bien, si esto anteriormente comentado fue una pequeña parte de lo que fue el 2015 en la música electrónica, que sería lo bueno, lo malo y lo feo de este año.


Lo Bueno                     
Definitivamente algo que relajo muchos oídos en nivel general, fue el cese de producción de Big Room. Parece que a Spinnin Records, le agarro un poco tarde para darse cuenta que este estilo ya se encontraba sobre explotado, pero siento que se tomó una buena decisión a la hora de cubrir ese hueco que se estaba dejando con el Big Room, hueco que el Future House y un poco del Tropical House pudo cubrir. Hay que ser francos, se soporta más oír repetitivamente el Future House, que el Big Room como lo fue en el 2014. También, ante la extinción del Big Room tuvo sus secuelas en seguidores, y eso se notó con una baja en la influencia dentro de los seguidores más jóvenes (Niños Rata). Por otro lado, otro género que también se vio levemente afectado, es el mítico género del Dubstep. Algunos pensaran que esto no tiene nada de bueno, ya que algunos idolatran este género, pero hay que tener en cuenta que solo los que actualmente escuchen dubstep, son los que realmente lo escuchan por gusto y no por moda, algo que a mediano plazo va a beneficiar al género de manera directa o indirecta. En resumido, se tiene que este año fue dado por una gran bajar para lo que es la EDM en general. Si bien, géneros como el Future House y el moombahton han sacado a flote la música electrónica comercial, ya no tiene la misma presencia como los años anteriores. Esto se puede tomar como sinónimo de que el fanbase de la música electrónica en general se está limpiando, y solo los verdaderos amantes del género se quedaran, como lo fue antes de que llegara la EDM.


Lo Malo
Como todo en el comercio, lo que se vuelva popular o con alta demanda comercial, grandes corporaciones aprovechan la primera oportunidad para sobreexplotarlo. La verdad ya se venía venir que el Future House, el Trap y el moombahton venían a sustituir al Big Room, y al Electro-House, pero jamás pensé que a tener más hits a nivel mundial como lo fueron los anteriormente géneros mencionados. Y peor aún, las pesadillas más perturbadoras que podía tener un fan de la música electrónica se cumplieron. El artista que por excelencia más sobrevalorado, altamente inyectado de marketing, con fama a nivel mundial de niveles bíblicos, metió su nariz a los nuevos géneros más populares de la EDM. Primero todo empezó, con el “glorioso” duo de Jack U, y su vomitiva colaboración del ya descrito Justin Bieber. Que ha este punto aun no me pongo de acuerdo si Bieber, salvo la carrera de Skrillex, o Skrillex la de él. Es obvio, que ante tanta fama que tiene el Justin a nivel mundial, le caía como anillo al dedo al dueto de Jack U poder promocionarse a nivel mundial. Muy buena jugada. La pesadilla no acababa ahí, cuando salio a la luz, las seguidillas colaboraciones de Skrillex con este joven artista, entre diferentes track que se podían escuchar más moombahton y Tropical House (Primo segundo del Future House). La verdad esto podría considerarse lo más malo a la música electrónica este año. Cuando ya se pensaba que ya se está saliendo de un problema explotación con la EDM como lo fue con el Big Room, aparece Justin Bieber para salvar el día.


Lo Feo

Creo que va a quedar para posteridad la victoria tan polémica de Dimitri Vegas & Like Mike en los ya poco valorados desde hace varios años de Dj Mag. Para nadie iba a ser un secreto que Martin Garrix (Aunque desde mi perspectiva ningún DJ de EDM es merecedor de ese puesto) iba a ser el gran ganador este año para DJ Mag. La polémica empezó cuando Garrix decidió separarse por completo del sello Spinnin Records. Desde ese preciso momento ya se venía venir un posible cambio en lo puesto  de DJ Mag. Puede que haya gente crédula, pero está más que ver, que el Top 100 de esta revista, ya desde hace varios años ha estado secuestrada por los sellos más grandes de la música electrónica. Ya Spinnin Records quería ver sus frutos de su inversión que había hecho ya desde varios años. La separación de Martin de sus líneas, provoco una desazón para todos los ejecutivos de este sello. Muy seguramente al ya tener comprado el primer lugar del Top, no sabían que hacer ahora que Martin era un agente independiente ¿Ahora quién iba tomar la batuta de #1 que tenían reservada para Martin? Es lógico pensar que los DJs que se le acercan más al éxito de Garrix son Dimitri Vegas & Like Mike. A pesar de que ellos no hayan hecho ni un carajo en este año 2015 para merecer ese 1er lugar, tenía que sustituir a Martin en esa vacante que dejaba vacía. Más allá de la polémica acción de este dúo de pedir votos a cambio de Ipads, esta demás decir que Dimitri Vegas & Like Mike estaban muy, pero muy lejos de ganar ese primer lugar. Dejando a lado esta parte, creo que fue feo ver como Skrillex, se asociaba con Justin Bieber para hacer música. Fue un golpe bajo tanto para los Skrilleros, como para la música electrónica en general. Esto probo que no hay límites comerciales para la EDM. Cuando no se podía caer más bajo en la música electrónica, Skrillex vino para cerrarnos la boca. 


<<<<Capitulo Anterior<<<<                                               >>>>Capitulo Siguiente>>>>


Comentarios

Entradas populares