Ir al contenido principal

Entrada destacada

10 Tracks que te podrian gustar si eres fan del Trance (Volumen II)

Mi punto de vista del TOP 100 DJMAG 2014



Anteriormente ya había dado mi punto de vista sobre lo que pienso sobre Dj mag y su famoso Top en uno de mis últimos artículos “Votar en DJMAG, Nunca más!!!”. A pesar de todo lo que dije en esa nota, es casi difícil o hasta absurdo dejar pasar por alto, un evento que ha girado en la música electrónica por tantísimos años. Agrego que hasta hace pocos meses fue mi desinterés sobre esta competencia, pero no está demás hacer un comentario de los resultados del Top de este año, que mejor manera de empezar recordando lo que fue la música electrónica. Hace unos cuantos años (un lustro o más), los seguidores de la música electrónica podríamos presumir que gozábamos de un prestigio propio frente a los demás géneros musicales. Y el motivo era por su gran variedad musical, y las buenas piezas que ofrece cada subgénero a lo largo de los años sin llegar a la mediocridad. Mientras que otros géneros en cuanto a musicalidad y calidad, entraban en ciertos puntos cuestionables, ya que siempre corrían el peligro de ser señalados por falta de originalidad, ser un género sumamente superficial, con poca musicalidad y lírica, además de poco sentido del ridículo. Con el paso de los años pareciera que la música electrónica se contagió de esa superficialidad, falta de originalidad, poca calidad musical. Dejando a un segundo plano el lado musical, para dejar en un primer plano el factor dinero. Este fenómeno anteriormente mencionado, se ha vivido en gran auge en los últimos 3 años, y que mejor manera de comprobarlo que con la afamada revista mundialmente conocida DJMAG, y su Top 100 anual de los mejores Djs según los “votos” de los suscriptores de la misma. A partir del año 2012 se dio un cambio que no sé exactamente nombrarlo generacional o económico en la susodicha lista de la revista. En los casi más de 20 años de realizado este Top, nunca se había tenido tantos nuevos Djs. No fue un ingreso progresivo con lo era normalmente en años anteriores, y curiosamente casi todas las nuevas incorporaciones de Djs producían EDM. Curioso ¿no? En lo personal ese hecho lo pase por desapercibido, no me pareció de gran relevancia, hasta hace un año y medio para acá.



Para los resultados del año pasado se dieron grandes sorpresas en el Top, principalmente en los primeros lugares. Fue exactamente ese año donde se dudaba de la credibilidad del proceso de votación de DJMAG, o del gusto musical de los nuevos seguidores de la música electrónica, y sí, me refiero a los famosos niños rata. En lo personal yo dudo de las dos, por evidencias muy lógicas y al alcance de todos. La verdad este año esperaba algo más de raciocinio por parte de los votantes y de la misma revista en cuanto a las posiciones de cada Dj, pero el Top100 2014 solo me confirmo que el dinero es el que manda actualmente en la música electrónica, y no la calidad y musicalidad. Es lamentable que en este momento no se pueda presumir como se hacía hace tiempo, sobre el prestigio y la transparencia que alentaba la música electrónica, y que no era movida por el dinero o la superficialidad. Hoy por hoy, solo se necesita un buen nombre de pila, montar algunos acordes que suene contagiosos, y pertenecer a un sello discográfico que su principal objetivo sea vender, para superar a la gente que si es dedicada al género por amor a la música. Pareciera que la publicidad en mega eventos, youtubers, entre otros, da un resultado muy efectivo para escalar bastantes posiciones en el Top.



Tal vez me esperase un poco el darme cuenta que la EDM está perdiendo terreno en grandes proporciones, y está siendo sustituido por algunos subgéneros un poco más limpios que el Big Room, o el electro-house. Esta sería una prueba de fuego para todos esos Djs que se quedaron sin ideas para reciclar y ofrecer al público, y se puedan reinventar con algo no tan comercial, o por lo menos morir en el intento y quedar olvidados como a muchos Djs de la vieja escuela. Calculo que para las resultados del 2016 o 2017 podamos ver un cambio en el top, por mientras nos desintoxicamos de la moda EDM, y algunos “fans” emigren a otros géneros dejando en la paz a la música electrónica. Les recuerdo también que hoy en día el “voto” que ustedes proporcionan a esta revista no tiene valorar alguno o no lo toman en cuenta como lo fue algunos años. Hoy lo que vale es lo que venda, ya que los inversionistas o inversores a estas alturas, se encuentran muy metidos en la música electrónica y su gran negocio redondo que es la EDM. Para los que se sientan un poco decepcionados por los resultados de este 2014, solo les puedo decir que se animen, y que no dejen influenciar sus gustos musicales por una revista que al fin y al cabo no define realmente quienes son los verdaderos héroes ilustres de la música electrónica. Creo que también hay que ir madurando y dejar a un lado todas estas promociones y grupos que fomentan las comercialización de la música electrónica que solo tiene un fin de prostituir el género. Apoyen más subgéneros que si dejen algo positivo al género, y verán como la música electrónica retoma el rumbo que perdió hace ya varios años.



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares