Ir al contenido principal

Entrada destacada

Top 25 Annual 2017

El Justin Bieber de la Música Electrónica

Cualquiera se preguntaría, ¿Quién sería el pobre desafortunado para ser comparado con Justin Bieber? ¿Quién es ese Dj/Productor que tiene un perfil muy similar con este canadiense arrogante? Pues queda de más decir que estamos hablando de Martin Garrix, pero ustedes se preguntan ¿En que se comparan esto 2 personas? Es aquí donde les voy hacer unas comparaciones entre estos dos artistas, y su repentina fama en sus respectivos géneros
  1.      Tanto Justin Bieber como Martin Garrix tuvieron un éxito muy prematuro. Ya que antes de cumplir los 20 años, gozan de gran popularidad y bastante dinero.
  2.       Ellos se dieron a conocer un hit que es considerado muy mediocre, según seguidores cada uno de sus géneros. (Bieber en el pop y Garrix en la Música Electrónica)
  3.      Ambos se podrían considerar  como “Artistas de Fabrica”, ósea  que su único objetivo es generar dinero para sus sellos discográficos (Spinnin Records para Garrix).
  4.       Ambos han recibido críticas muy negativas de parte de artista de alta talla, pero también han recibido apoyo de otros artistas de influencia en sus géneros.
  5.      No tienen merito propio de demostrar algún talento innato (Para mí hacer Big Room no es tener talento)
  6.      Ambos son sobrevalorados por seguidores de su género.
  7.       Carecen de creatividad para hacer otro tipo de estilo (Martin Garrix del Big Room no pasa)



Podría seguir haciendo asimilaciones entre Garrix y Bieber, pero creo que esta de mas. Si quiero mostrar otras cosas de Martin Garrix y su precoz adquisición.
Martin Garrix es controlado por el famoso sello discográfico Spinnin Records. Cabe a destacar que el subgénero que produce Garrix está en su mayor reputación.  Recodemos los primeros pasos del “Big Room” por ahí del 2010, con la famoso Track de Sandro Silva “Epic”. Desde esa pieza hasta hoy (2014), este subgénero vino creciendo a pasos agigantados. Llego el 2013 con Martin Garrix y sus animalitos, marcando un cambio exorbitante en la electrónica. ¿Fue un éxito esperado? No, el mismo Garrix ha confesado que no esperaba tanto éxito para su canción, ni para el mismo “Big Room”.

Como cualquiera ritmo o melodía de moda, trae dinero. Y como es obvio, otros productores de subgéneros ajenos al “Big Room House” querían un pedazo del pastel. Por ejemplo, la leyenda del Trance, Armin Van Buuren no quería estar fuera de esta moda, y saco su reciente “éxito” llamado “Ping Pong”, en lo personal la versión más mediocre de este Dj/Productor. También no se quedo atrás el humilde Dash Berlin y su versión “Dragonfly” con Carita la Nina, Orjan Nilsen con su “W.D.IA!”, o Sander  Van Doorn con Joyenergizer, entre otros reconocidos Djs.
Pero cualquiera se preguntaría ¿Toto5, que tiene de malo el Big Room? ¿Cuál es el problema del éxito de Martin Garrix?
Para los que llevamos un lustro o mas de escuchar música electrónica, sean dado cuenta que el “Big Room” es un subgénero que solo genera dinero y nada más que eso. Osea, están prostituyendo el género. No es que lo odie, pero si me harta. Escuchar “Big Room”, es como escuchar un mal chiste una y otra, y otra, y otra, y otra, y otra vez. Da risa en una ocasión, pero cag*, molesta, fastidia, incomoda, aburre, hastía y empalaga oírlo varias veces, todos los días, a cualquier hora y por todo un año año, y peor aún, por Djs que no tiene nada que ver con este subgénero. El “Big Room” es tan sencillo como una letra de reggaetón. Una canción o copla de “Big Room” solo cuenta con “Drop” al fondo, con el gran protagonismo de una melodía que lo puede hacer un niño de 3er grado. ¿Qué tan difícil es eso? ¿Qué tiene de artístico una pieza tan fácil? Y lo principal ¿Cómo un adolescente tiene tanto éxito con un subgénero tan mediocre? Es aquí donde entran los nuevos seguidores de la música electrónica, los niños rata, los possers del género, los fanboys, bielibers de la música electrónica… los preadolescentes que se dejan sorprender con cualquier melodía. Ellos ya venían invadiendo el género desde sus primeros pasos escuchando a Guetta, Skrillex o Calvin Harris, pero ustedes aun insistirían ¿Qué problema trae Martin Garrix al género? Además de atraer niños al género, no se le da la atención a verdaderos talentos de la música electrónica, ¿Cómo cuales? Por ejemplo, el francesito Hugo Pierre, más conocido como “Madeon”, talento innato. Por muchos, considerado el heredero de la música electrónica, o también el australiano Will Sparks,

La verdadera preocupación es, si sellos o promotores de música como Beatport, Spinnin Records, o Djmag. Se van a prestar a para promocionar subgéneros o artistas sin talento y futuro solo por dinero, como paso con Justin Bieber en el mundo pop ¿Sera que se dejo para segundo plano el amor hacia el género, y solo se está prostituyendo para fines financieros? Hay que recordar la trolleada de Joel Zimmerman (deadmau5) hacia Garrix. Obvia mente Joel estaba marcando una pauta de que “Animals” o más bien  el “Big Room” estaba muerto. Como una vez dije “Mientras de Tiesto, Aoki y  Afrojack apoyan a Martin Garrix, Joel le suplica a Madeon que deje de hacerle canciones a Lady Gaga”




Como Bieber, Martin Garrix está siendo usado como títere por otros. Cuentan tan con seguidores como detractores. Puede que en unos años, veamos a Garrix que haya saltado algún subgénero diferente al “Big Room” y nos cierre la boca a todos. Pero hoy por hoy, Martin Garrix es uno de los personajes más sobrevalorados de la música electrónica, para mi será “El Justin Bieber de la Música Electrónica”

8/5/14

Entradas populares